El reloj

El reloj

Os habéis parado a pensar en la maquina tan asombrosa que llevamos cada día en nuestra muñeca. Hablo del reloj. Imprescindible en todos los ámbitos de nuestra vida, con tantas horas de trabajo y estudio detrás de su dilatada historia, que hoy es un orgullo poder lucir cualquiera de ellos.
Por poner solo un ejemplo, en la antigüedad, sin el reloj era imposible calcular la longitud en el mar, un problema crucial que costó la pérdida de marineros, buques y enormes riquezas. Los marinos podían calcular la latitud en la que se encontraban a través de los astros, pero no así la longitud, por lo cual se perdían continuamente en los océanos o se desviaban de su ruta con los consiguientes peligros. Tan grande era el problema que el gobierno inglés en 1714 ofreció 20.000 libras a quien averiguara el método para saber con exactitud la longitud.
Hoy es una tontería, todos damos por sentado que con un GPS seguro que no nos perdemos ni en tierra ni mar ni aire, pero hasta llegar aquí el camino ha sido arduo, y su primer embrión como os podéis imaginar fue el reloj. Una interesante historia reflejada en el libro “LONGITUD” de DAVA SOBEL.

Etiquetas: ,

Sin comentarios

Responder