El maravilloso mundo de la perla.

El maravilloso mundo de la perla.

¿Sabias que en el Renacimiento algunos países europeos aprobaron leyes prohibiendo el uso de perlas a los ciudadanos que no pertenecieran a la nobleza? Las perlas han sido un símbolo de distinción en joyería.

Las perlas naturales son generadas por ostras de la familia de las Pteriidae, normalmente en la zona del Golfo Pérsico. Se trata de un proceso natural que comienza cuando un cuerpo extraño se introduce en el interior del cuerpo del molusco, que reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla de cristales de carbonato de calcio (CaCO3) y una proteína llamada conchiolina, formando la sustancia conocida como nácar. Tendrá que transcurrir algunos años hasta que la partícula termine cubierta por una o más capas de nácar, formando una perla.

Las perlas naturales son muy valoradas puesto que son muy difíciles de encontrar. Por eso, se ha desarrollado una técnica para producir perlas de manera orgánica a través de granjas perlíferas, de donde proceden casi el 99% de las perlas que se utilizan en la fabricación de joyas. El japonés Kokichi Mikimoto fue el propulsor de la técnica de cultivo para conseguir perlas auténticas de manera cultivada y sin perder un ápice de naturalidad. Para ello, se penetra a la ostra un cuerpo extraño y se obtiene una sustancia orgánica que originará la perla.

En el antiguo Egipto, apreciaban tanto las perlas que los que las tenían se hacían enterrar con ellas.

Nunca las juntes con otras joyas, las perlas son tan delicadas y de una dureza tan baja, que se deterioran fácilmente, perdiendo su brillo interno y su iridiscencia.

Etiquetas: , , ,

Sin comentarios

Responder