El Diamante

El Diamante

El diamante ha sido tradicionalmente el símbolo del amor. El nombre de “diamante” viene de la palabra griega “adamas”, que significa “invencible“, su dureza es la más alta en la escala de Mohs.

Solamente el 20% de los diamantes que se extraen, tienen calidad gema para ser utilizados en joyería. Su pureza es tan exclusiva que para conseguir un quilate de diamantes (0,200 gr.-) se deben procesar una media de 31 toneladas de mineral en las chimeneas de extracción.

Los diamantes se forman en la tierra a gran profundidad y bajo condiciones de presión extrema unidas a altas temperaturas, pero también existen diamantes de origen extraterrestre. Un tipo de diamante denominado diamante carbonado, el cual se encuentra en Sudamérica y África, puede haberse depositado tras el impacto de un asteroide (pero no formado como consecuencia de ese impacto) hace aproximadamente 3 mil millones de años. Estos diamantes pueden haberse formado en el medio interestelar, aunque los científicos no se ponen de acuerdo sobre la forma en la que se formaron.

Los diamantes fueron extraídos por primera vez en la India, aunque ya se conocía su existencia en la antigüedad. Plinio el Viejo ya los mencionó en su libro Naturalis Historia, aunque hay un cierto debate en cuanto a la naturaleza de la piedra a la que se refirió como Adamas. Uno de los diamantes en bruto (con calidad de gema) más grandes que se han encontrado es el diamante Cullinan. Fue descubierto en 1905, con un peso de 3.106,75 quilates (621,35 g). Uno de sus fragmentos se encuentra entre las joyas de la corona británica.

Actualmente su utilización es muy popular en los anillos de compromiso, cuyo uso se remonta al matrimonio de Maximiliano I de Habsburgo con María de Borgoña en 1477. Este uso también es debido a que la gran mayoría de las culturas, el diamante simboliza lo eterno o lo infinito.

¿No crees que tú te mereces por lo menos uno ?

Etiquetas: , ,

Sin comentarios

Responder